Como sí…

No todo el tiempo, estamos, somos o tenemos lo que de verdad nos gustaría, inspirada en una conversación que recientemente tuve con una amiga, me motivé a compartir la técnica del ¨como sí¨ aunque para algunos les pueda parecer absurda, ridícula, descabellada, lo cierto es que si funciona. Para aquellos que al sonar su despertador quieren llorar, porque no se sienten motivados para dar inicio a un nuevo día, gracias a un ambiente laboral más parecido a una sala de tortura que al lugar en donde desarrollan su talento, para aquellos que sueñan con una nueva posición en su trabajo, con un viaje, con un cambio importante en cualquier área de sus vidas, esta técnica puede ser el puente que los cruce al otro lado.

Vamos que no vengo a escribir la segunda parte del libro ¨El Secreto¨  (el cual he leído tres veces) apuesto por muchas de sus enseñanzas, mas sin embargo estoy consciente que no se trata de una pócima, ni de una varita mágica.

Es cierto que si quieres algo, lo primero que debes hacer es visualizarlo, para que lo tengas claro, ya con tu propósito diseñado será menos complicado ir en busca de lo deseado, en otras palabras será más fácil ponerte en acción para lograrlo, no que te quedes a esperar a ver como lo que sueñas cae del cielo, ¡para nada!…tienes que ponerte en acción

Si como mi amiga, en estos momentos te cuesta llegar con ánimo a tu trabajo, porque ya no soportas el ambiente, el mal trato, la desconsideración, porque entiendes que ya llegó el momento de avanzar, pero que ese salto que buscas aun no llega… esta técnica te ayuda en el proceso.

A pesar de tu mal sentir sabes que sí o sí tienes que ir a trabajar (citando el ejemplo del trabajo, bien puede ser cualquier otra situación que te afecte) sabes que  debes cumplir con esa obligación, pues ya que de igual forma tienes que hacerlo, te propongo que por 30 días  practiques esta dinámica, al despertar hazlo como sí  te sintieras con el buen ánimo de llegar a tu trabajo, vístete como te gustaría vestir si ya estuvieras en tu trabajo soñado, actúa como sí ya tienes eso que anhelas, ojo, que no significa ser arrogante o comportarse con altanería, la humildad es parte del secreto para el éxito, !que conste!

Regla 1, para que esta técnica sea funcional, toma lápiz y papel  y ponte a  escribir lo que quieres, lo que buscas, redacta a donde te quieres ver de aquí a x tiempo, escribe que necesitas hacer para lograr eso que ya anotaste y por ultimo diseña, cual arquitecto de tu propia vida, el cómo lo vas a hacer para lograrlo

Aquella pregunta que suelen  hacernos  en talleres, grupos  de terapia y en entrevistas, esa que reza ¨ ¿Donde te ves dentro de tres, cinco, diez años?….parece trillada, pero mantiene su peso, si  no sabemos lo que queremos ser o tener, ni seremos, ni tendremos.

Con esta idea clara, haciendo uso del ¨como sí¨ estaremos a la mitad del camino, cruzaremos ese puente más fácil.

Regla 2, lee todo lo relacionado a lo que quieres, si tu sueño es tener tu propio negocio, llevar una gerencia,  dirigir un personal, si quieres dedicarte a la comunicación, las finanzas….a lo que sea, instrúyete, lee, mira videos, escucha audios empápate de lo tuyo.

Regla 3, visita los lugares que frecuentan las personas que están donde tú te quieres ver. Ve con la actitud de cómo sí ya tu formaras parte de ese círculo, no significa que finjas lo que no eres, se trata más bien de que empieces a sentirte parte de lo que buscas, también se trata de que te unas a personas que te sumen, no que te resten.

Regla 4, Actúa siempre como si creyeras en ti… ¡aja! eso escribí, como si creyeras en ti, porque tristemente lo que ocurre es  que muchas veces, no estamos donde deberíamos estar, soportamos malos tratos, humillaciones, Etc. Etc. Etc. Porque nuestro amor propio esa famosa ¨autoestima¨ está dormida en algún rincón…así que sacúdete, amate mas y sal con la cabeza en alto confiando que tienes más de lo necesario para tener lo que deseas (todo es cuestión de actitud)

Regla 5, habla como sí ya tuvieras en la posición que quieres estar….esto significa que tienes que cuidar tu forma de hablar, de expresarte;  tu lenguaje y la forma como hablas y como te comunicas dicen mucho más que el mensaje que quieres decir con tus palabras. No importa qué tipo de carrera quieras llevar, no importa lo que quieras hacer, debes y necesitas entender que el hablar correctamente, cuidar tus palabras y la forma como te diriges a los demás, te puede abrir o cerrar muchas  puertas, te pido de favor que no te unas al bando que piensa que las personas que saben darle buen uso al lenguaje son altaneras, no puede haber una idea más equivocada que esa. La buena educación, hablar de forma correcta es exactamente eso, ¡lo correcto! Ser humildes y sencillos no se trata de ser descuidados con nosotros mismos.

Ya sabes, has el intento, atrévete y aunque sea por pura curiosidad, levántate cada día como si ese plan que desarrollaste en la regla 1, ya está en pie en tu vida, piensa y actúa como sí ya lograste esa meta, tu cerebro no distingue fantasía de verdad, por lo tanto, se lo va a tomar muy en serio, y será el mejor aliado para ti y gracias a eso te guiará por el camino correcto.

Has como sí  me creyeras e inténtalo….

 

El Maridaje

                  

¨Maridaje es la unión intima o armoniosa entre dos cosas entre sí¨

Mi nuevo trabajo es enteramente dinámico y enriquecedor, he sido contratada para enseñar, sin embargo soy yo la que aprende cada día algo nuevo e interesante, como lo ha sido el maridaje de vinos.

Luego de casi tres semanas brindando soporte en un taller sobre este tema, he aprendido muchas cosas, y no solo sobre los vinos y quesos, los cuales me fascinan (razón por la que he disfrutado estos talleres una barbaridad) sino porque a través de la explicación detallada del instructor acerca de lo que se necesita para hacer una excelente combinación entre estos dos, ya sea por asociación o por contraste, aprendí  que ocurre lo mismo con los seres humanos y saqué una conclusión…

Para escoger un buen vino se requiere de ciertos menesteres, como por ejemplo un paladar educado, pero  ¿cómo se educa el paladar? Simple, probando…esto me llevó al típico tema de las relaciones de pareja, a propósito del maridaje.

El expositor explicaba lo importante que era saber combinar la textura, sabor y aromas del vino, con el plato con el cual se va acompañar, si se escoge un vino que no esté en sintonía con el plato seleccionado, al probarlo, el vino no tendrá un sabor agradable, lo que hará que se piense que ¨no era bueno¨ algo muy ajeno a la verdad, simplemente el maridaje no fue el correcto.

Con las parejas suelen ocurrir casos similares, la combinación de ambas personalidades, el choque de la educación de cada uno, la mezcla de los estilos de vida, crean un maridaje por antagonismo creando un mal sabor en la unión que hace pensar que ¨él¨ o ¨ella¨ es una mala persona, lo que no necesariamente sea cierto, sencillamente se trató de una mala combinación de personalidades, de forma de vida, de ideales, de costumbres, ambos son buenos, pero juntos desentonan.

Al hacer la conversión del maridaje de vinos al maridaje de pareja,  adopté algunas normas ya existentes para el matrimonio de los vinos y las comidas.

Empezando con el hecho de saber que ante todo para hacer un buen maridaje se requiere de una mente abierta y flexible, será la mejor manera para escoger ya sea el plato o el vino, de forma segura.

Primera norma: Para un buen maridaje de debe pensar en el menú completo, hay que pensar en todos los elementos que componen el menú, ya que cada uno forma parte de un todo.

Aplicar esta norma al maridaje de pareja implica que no solo es ver sus bellos ojos o su cuerpo escultural, no se trata de si baila bien o es muy simpático, (tampoco digo que esto sea malo) se trata de ver mas allá de lo físico o lo banal, es ver el combo completo que trae consigo esa persona, su educación (y tampoco hablo de cuantos títulos universitarios tiene) me refiero a su formación de hogar, a los valores que recibió en casa, y ya que se menciona la casa, ver el contenido del plato completo aquí significa, conocer su familia, cómo son, cuales costumbres tienen…esto es importante a la hora de querer hacer una combinación correcta.

Segunda norma: Entender los conceptos de peso y equilibrio, cuando se busca el equilibrio entre el peso del plato y el del vino, se debe hacer todo lo posible de que ambos, vino y comida tengan un peso bastante similar. Como por ejemplo las entradas ligeras y las ensaladas se acompañan con vinos blancos y jóvenes…vayamos a las parejas, independientemente del cliché popular de que polos opuestos se atraen…doy fe y testimonio que al final el sabor de ese trago no resulta agradable en el paladar emocional, si es cierto que en el principio la adrenalina de lo nuevo y diferente nos hace sentir cierta efervescencia (como la de vinos espumantes) y resulta, en principio, un trago ¨sabroso¨ al pasar de los días, las diferencias salen a flote, la realidad resplandece y el trago se vuelve amargo.

Tercera norma: Se pueden mezclar platos con vinos en base a dos principios, por asociación o por contraste, en el primer caso se busca complementar el plato con el vino, que juntos hagan una buena fusión, el segundo caso busca lo contrario, ahí se busca el equilibrio de platos y vinos a través de las sensaciones opuestas, como por ejemplo, probar un queso de sabor fuerte, salado, con un vino dulce, el vino suavizará el potente sabor del queso…eh aquí un buen ejemplo de esas parejas que separadas pareciera imposible que estén juntas, por sus distintas personalidades, un carácter fuerte vs. Una persona amable, una persona impulsiva Vs. Una persona calmada, pero cuando están juntos, ese contraste de carácter y personalidad hace de ese maridaje romántico una buena combinación.

Cuarta norma: Dar prioridad a la forma como se cocinan los alimentos, porque el peso de los alimentos no depende solo de los ingredientes también depende de la forma como se cocinan, no es lo mismo preparar un pescado o carne a la plancha que en una salsa muy condimentada, es importante compensar la complejidad o sencillez del plato con la elección del vino.

De la misma manera la elección de quien queremos que sea nuestro compañero o compañera debe estar estrechamente relacionada con las metas, sueños e intereses que tenemos como individuos, por más que se atraigan dos personas, si sus direcciones van en nortes diferentes ese plato no se cocinará bien, por más pasión que se respire y transpire entre los dos, el maridaje no funcionará

Quinta  y última norma: El maridaje de vinos, al final es un asunto de gustos personales, todo dependerá de nuestra propia experiencia al combinar los sabores, aromas y texturas. Pero hay una regla de oro, se debe elegir siempre el vino que nos guste tomar solo, sin la compañía de un plato, ese vino que disfrutamos mientras escuchamos nuestra música favorita o leemos un buen libro…si nos sabe tan bien solo, en combinación con una buena comida podrá ser excelente…escoge esa persona que por encima de todo te haga ser y sentir siempre tú, esa persona con la que no necesitas mascaras ni poses, con la que te sientes libre de hablar, planificar cosas, elije a esa persona con la que disfrutar una película tirados en la cama o el sofá es tan maravilloso, emocionante y divertido como salir juntos a presenciar el mejor y más costoso de los espectáculos, mézclate, combínate con esa o ese que te hace sentir en total plenitud y que sobre todo busca el mismo fin que tú.

Tener presente que no siempre los vinos baratos son de mala calidad como tampoco los muy costosos son los mejores, es posible encontrar un excelente vino a un buen precio  que conquistará  nuestro paladar.

¡!Salud y buen provecho!!

 

 

Nuevos Retos

Cada cierto tiempo suelo realizarme una autoevaluación personal, me gusta ponerme un “termómetro” para medir los pasos que he ido dando, verificar si van bien y si voy en la dirección deseada.

Los que siguen mis escritos están más que convencidos de lo mucho que disfruto mi trabajo, es un privilegio trabajar en el área de formación para adultos, capacitar, enseñar, es un lujo para mí. Sin embargo en el  último año, luego de mi autoevaluación, surgieron en mí ciertas interrogantes, ¿Hasta dónde más puedo escalar? ¿En que más puedo desarrollarme? ¿Cómo puedo dar más de mi?…

Doy gracias infinitas a la empresa en donde durante 8 años y seis meses he desarrollado esta pasión por enseñar, cierro los ojos y puedo visualizar claramente aquel primer entrenamiento que impartí un martes de marzo del 2008, luego de esa han sido tantas y de tantas maneras que he perdido la cuenta.

Esta es mi última semana en la compañía, muchos sentimientos encontrados tengo conmigo, a veces quiero saltar de alegría ante lo nuevo que ha llegado a mí, y otras me arropa la nostalgia prematura al saber que me voy, que digo adiós a una parte de mi vida, pero no puedo dar marcha atrás, conmigo ha sucedido como el relato del bambú, los años hicieron que mis raíces se fortalecieran y ahora  “mis ramas” salen a la luz, estoy cerrando un ciclo para iniciar otro

Acepté un nuevo reto, sigo, gracias a Dios, a la vida, al universo, creciendo profesionalmente en esta hermosa carrera de la enseñanza, cruzo un puente, me lanzo a una nueva aventura con los típicos nervios de quien emprende algo nuevo, siempre acompañada de mí fe y positivismo, apostando sin dudas por lo mejor.

Estoy segura de que muchos de ustedes, mis lectores, han vivido momentos como estos, donde han tenido que tomar decisiones, dejar “lo seguro” por ver qué hay del otro lado, irse a otro país, dejar una relación, comenzar una nueva, Etc.  ¿saben qué? ¡Hay que hacerlo!, por supuesto no los invito a que lo hagan si pensar y sin evaluar  si en verdad es factible, o ese cambio debe esperar.  Simplemente, me gustaría que de vez en cuando sean atrevidos y hagan esos cambios en sus vidas, de eso se trata el estar vivos, de ir evolucionando, de seguir creciendo, avanzando…a pesar del temor, si no sentimos temor….entonces no hay tal cambio, no se queden inmovilizados en un solo lugar, sigan buscando más allá.

 

 

Dia del Maestro

El 30 de junio Republica Dominicana celebra el día del maestro.

Un maestro es toda persona que enseña, dedica su profesión a la docencia o brinda enseñanza a través de su ejemplo de alguna forma determinada.

________________________________________________________________

Mi trabajo consiste en formar personas en el área de Ventas y Servicios, como facilitadora, cada día me apasiona más el poder aportar un granito de arena a cada uno de mis participantes, todo grupo que llega a mi salón es un nuevo reto.

Aprendo de ellos, de sus vidas, sus interrogantes me motivan a seguir aprendiendo para saciar cada una de sus dudas; me gusta conocer de ellos, de sus sueños, y cuando me topo con alguno que no tiene uno, ni tampoco tiene tan siquiera la remota idea de trazarse metas, busco la manera de mostrarles la importancia de diseñar un mapa para su vida, intento de varias formas hacer que visualicen su futuro, que imaginen donde y como estarán en x tiempo.

¿Por qué lo hago?  Porque también tuve maestros que me enseñaron el valor de soñar, tuve personas a mi lado que me inculcaron la importancia que tiene el querer crecer, avanzar, gracias a ellos aprendí y sigo aprendiendo.

Por supuesto, así como tuve luz a mi lado, también camine espacios con sombras, nunca faltó ese “alguien” que de forma contraria buscara machacar mi autoestima, de vez en cuando esa sombra aparecía con ideas grises acerca de quién era yo y de donde venia, usándolas de excusas para impedir que “quisiera crecer” como si venir de un hogar humilde fuera una cadena que me atara impidiendo mi desarrollo.

Como formadora estoy enfocada en eliminar las ideas de derrota de la cabeza de mis chicos, estoy decidida a impedir que personas con talento sigan caminando con la cabeza baja, por el absurdo pensar de  tener  un apellido “simple” o porque vive en “alguna zona o sector no privilegiado”

Ya es mas que suficiente, no se debe medir el valor de una persona por la marca de la ropa que usa, por el lugar donde vive o donde nació…. Por eso me comprometí conmigo misma a no solo facilitarles el conocimiento de las Técnicas de Ventas y la manera correcta de tratar al cliente, también les facilito las herramientas para que aprendan a conocerse, a valorarse como personas y a empoderarse de ellos mismos y sus planes, todos tenemos ese derecho.

Por eso y muchas cosas mas, amo, disfruto y valoro mi trabajo

TIERRA NUEVA….

Hoy decidí repetir este post publicado hace dos años, porque al igual que una siembra, de nuevo he vuelto a necesitar “tierra nueva”  una serie de eventos en mi vida me han hecho aterrizar en la sala de emergencias de una clínica, mi cuerpo me advierte que hay que hacer un alto, ahora estoy en el proceso de bajar la marcha, de serenarme, de aplacar los latidos acelerados de mi corazón, urge que de nuevo haya un cambio en mi tierra, para poder renacer de nuevo como las flores de este post.

__________________________________________________________

“En la agricultura, arar la tierra es una labor fundamental, su fin es preparar la tierra para el cultivo, Al arar se voltea la tierra, arrancando o eliminando las malas hierbas que crecen en el terreno, removiendo y aflojando las capas superficiales del suelo y dejando un suelo con la humedad suficiente para que germinen las semillas”

En casa tengo un macetero en piedra, donde tengo unas flores idénticas a las de la foto, esas flores las sembró mi mamá hace muchos años, siempre las he cuidado pero llegó un momento en que la plantita no pudo recibir los nutrientes necesarios, poco a poco fue muriendo, ¿la razón?  La tierra estaba en mal estado.

Al verlas secarse fue inevitable mi tristeza, porque  tengo una especie de vínculo con estas florecitas, es una costumbre detenerme en  las mañanas a observarlas antes de iniciar mi día; entiendo que es mi manera inconsciente de “pedirle la bendición a mi mamá” antes de salir a enfrentarme “al mundo”

Hace unas semanas vi sorprendida como cuatro florecitas color lila acompañadas de otras color blanco, brillaban bajo el sol !Renacieron otra vez! hasta lucen mas coloridas; mi papá arregló la tierra del macetero, la removió, limpio los desechos y las flores volvieron a germinar, Otra vez disfruto de las flores, ellas siguen alegrando mis días.

Curiosamente, a la misma vez que esto ocurría con las flores de mi madre, algo parecido estaba ocurriendo conmigo, “mi tierra” estaba árida, estuve tratando de que algo en ella creciera pero todos los ensayos resultaron en vano, necesitaba ser removida, tenía que arar mi tierra, mientras mi padre araba la tierra de la maceta, por otra parte yo sin saberlo, estaba arando la mía, me dolió, tropecé con troncos y ramas viejas, secas, muertas, era necesario sacar todo eso, admito que fue difícil para mí el reconocer, en primer lugar ,la necesidad de un “movimiento de tierra”, sin embargo, ahora siento que hemos germinado a la par, mis flores por un lado y yo por el otro.

Nos pasa a todos, llega un momento en que no valen las palabras, no valen las promesas, no sirve de mucho que exista amor entre una pareja, no funciona de nada tener un titulo o una mención “summa cum laude” , de repente no resulta ser el “Gerente de…” el Director General de tal o cual empresa, hay ocasiones, en que nada de esto es sinónimo de “éxito”, hace falta un cambio, un movimiento fuerte que arrastre todo lo que ya no funciona, aunque a veces nos duela, aunque nos resulte incomodo, aunque nos moleste tener que salir de nuestra zona de confort.

Pero si queremos germinar, tendremos que arar, remover, surcar nuestra tierra; de vez en vez se requiere tierra nueva, así como solemos cambiar la decoración de la casa, así como cambiamos el color de la pintura, cambiamos de auto, de vestuario,  necesitamos cambiar, remover la tierra para poder seguir creciendo.

Yo creí que había perdido mis flores, el recuerdo vivo que tengo de mi madre, pero como por arte de magia volvieron y con más fuerza, mas color, están llenas de vida, yo creo que si ellas, mis flores, lo hicieron, todos podemos hacerlo…!! a buscar tierra nueva!!

 

El Bambú

Les comparto esta enseñanza del bambú,  muy válida en estos tiempos de relaciones al vapor, citas exprés, trabajos de medio tiempo, cursos con pensum extenso y solo dos días para impartirlos…entre otros tantos ejemplos

Un agricultor japonés decidió un día plantar unas semillas de Bambú, tenia curiosidad de ver que tan cierto era lo que hablaban de esta planta, todos los días la regaba, cuidaba de esa siembra con esmero, pasaron los  días, los meses, un año, año y medio, dos años…y el agricultor suspiraba intrigado, ¿eran verdaderas estas semillas? Nada crecía, ni rastros en la tierra de que ahí debajo hay algo sembrado, pero acepto el reto y siguió religiosamente regándola y abonando la tierra, no renunció siguió firme, pasaron los años y nuestro agricultor no se rendía, calmadamente regaba la tierra.

Una mañana, siete años después de esta siembra, algo brotó de la tierra, era algo pequeño, muy sencillo, casi insignificante, pero…en solos seis meses ese brote alcanzo alturas de más de siete metros.

¿Qué pasó con el Bambú? ¿Duró seis meses en crecer? No, tardó siete años y seis meses en hacerlo!, durante los primeros siete años de aparente inactividad, el bambú estaba formando un completo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento que iba a tener después, las raíces lo hacen fuerte y le permiten sostenerse y alcanzar sus grandes alturas.

En la cultura asiática el Bambú simboliza el crecimiento, la perseverancia y la paciencia.

El bambú nos enseña una forma de vida centrada, enfocada en lo que hay que hacer, aquí y ahora, dejando a un lado las expectativas del mañana. El bambú nos enseña a crear primero raíces fuertes, una base solidad, que permita ser nuestro soporte en el futuro, es válido para todo, para nuestras carreras, ninguna carrera profesional dura tres meses, todas están programadas para un lapso de 4 a 5 años, para convertirnos en verdaderos profesionales, las relaciones sentimentales se conciben con el día a día sumado a meses de compartir, una relación basada solo en lo físico, sin darse tiempo para conocerse mas allá de las medidas de las caderas, la copa de los senos  o la cuenta bancaria de la contraparte, está destinada a fallecer, porque no tiene una base en la cual sostenerse, no ha cultivado una raíz.

El bambú es una planta de ramas altas, fuertes y a la vez flexibles, con el bambú podemos construir casas, muebles y hasta embarcaciones.  Así de fuerte es, el viento tuerce sus ramas y ellas regresan a su posición tal cual,

Nosotros seguimos viviendo la cultura flash donde todo tiene que ser ahora mismo, las  comidas rápidas, relaciones pasajeras, encuentros de cuatro horas, y si creemos que algo va mal, de inmediato alzamos vuelo, escapamos, y así vamos por la vida dejando trabajos, relaciones y  otras tantas historias inconclusas.

Sólo llegamos al éxito cuando perseveramos por las cosas que queremos, cuando no permitimos que nada nos desenfoque de la meta.  No se somos exitosos de la noche a la mañana, existe un ciclo de maduración que todos debemos experimentar.

No podemos rendirnos al primer desencanto, fijémonos en el ejemplo del bambú, mientras se tejen nuestras raíces estamos creciendo.  Los que no se dan por vencido, van de forma gradual y  paulatina creando costumbres que les permitirán alcanzar y mantener el éxito.

Para llegar a esa meta propuesta se necesita transitar un largo camino, el triunfo es un proceso que exige tiempo y dedicación, nos obliga a crear hábitos nuevos y desechar otros, transformar costumbres… nos exige paciencia y perseverancia.

¿Cómo están nuestras raíces?

¿Qué tan fuertes esta el soporte que sostiene nuestro crecimiento, nuestras relaciones?

 

 

VICTORIA

Todavía, a varios días de haberte despedido, me es imposible aceptar que ya no estás, que este adiós fue el final, tengo tanto que decir que no se por donde dar inicio.

revivo cada recuerdo que tengo contigo, nuestras charlas sobre los temas del programa, tu alegría desbordante, tu positivismo contagioso, el amor y la energía que le dabas a cada proyecto, diez minutos a tu lado era pura adrenalina…..verte allí dormida para la eternidad ha sido un duro golpe.

Tu nombre te quedó perfecto, fuiste siempre una mujer victoriosa, llena de triunfos, repleta de amor, con un carisma impresionante,  dueña de una melodiosa voz.

Te conocí gracias a las redes sociales,  las cuales suelen ser puentes que unen fronteras, crean negocios, forman parejas y crean vínculos como el que hice contigo, fue un clic instantáneo, gracias a ti pude desarrollar mi proyecto personal, Vida Positiva, el cual nació contigo, y definitivamente no he conocido a nadie con una vibra tan  positiva como la tuya, nada te detenía, enfrentaste guerras, pasaste momentos oscuros pero tu luz lo iluminaba todo, como el Ave Fénix volvías a resurgir, sin nunca quitar de tu hermoso rostro esa sonrisa que a todos nos contagiaba.

Eras una líder desde la cuna, tu pasión se desbordaba ayudando a los demás a crecer, a avanzar, toda tu fuerza y amor hacia los demás salían por tus poros, siempre ibas por mas, nada te frenaba, creabas una meta y trabajabas en ella sin descanso, eso admiraba de ti, eras una profesional en todo el sentido de la palabra, mujer incansable, Periodista, Oradora, Productora Radial, Maestra de Idiomas….madre, esposa, hija, hermana, amiga, compañera….

Me dejas un legado querida guerrera, tu partida me ha hecho cuestionarme muchas cosas, he entrado en tela de juicio conmigo misma, la fortaleza que mantuviste hasta tu último aliento me ha obligado a ver mi vida a través  de otro espejo, me enseñaste a no aparcar mas mi sueños, me dejaste muy claro que estos si se pueden lograr, que nada es imposible, que todo se trata de trabajo y voluntad, de no perder nunca la fe, de olvidarme de los miedos. He leído muchos libros de motivación, pero tu vida y tu ejemplo, han sido mi verdadero estimulo.

Me prometo no frenarme más, me prometo caminar con pasos firmes, me prometo volver a creer, me prometo renovar cada día mi fe, me prometo a no olvidar lo que me enseñaste cuando ni cuenta te dabas.

!Gracias por tanto Vicky!